logo

De Siqueiros a Lita

De la celda 40 de la crujía 1 de Lecumberri al Espacio Escultórico del Desierto en San Luis Potosí.

De 1959 al 2020.

De Héctor García a Marina Morris.

De la lucha de izquierdas a la lucha feminista.

No hay más ruta que la nuestra

Una frase que Siqueiros repetía constantemente en su lucha de izquierdas pero que le va bien a mi propio trabajo con el gran angular. Una lucha constante sobre el tradicional rectángulo, producido tradicionalmente con un lente de cincuenta milímetros, que te limita a un campo de visión muy cómodo y relajante para nuestro cerebro, fácil de entender y decodificar. El gran angular distorsiona la calma y deja ver mucho más.

De la misma frase, mi lucha ideológica también a favor de la igualdad entre mujeres y hombres. De tener los mismos derechos y obligaciones, así como la tolerancia mutua a las apetencias que como individuos tenemos sin importar el sexo, nuestra manera de pensar y actuar.

Llegar a esta convivencia armónica de nuestras diferencias, sería el lugar ideal en donde tranquilamente podríamos conocernos a nosotros mismos sin juicio y, entonces, explayarnos con todo nuestro ser lleno de querencias y capacidades al servicio de la humanidad… es un sueño en donde cada individuo es lo que es y no por nadie más sino para los demás.

En mi caso personal, de los primeros recuerdos que tengo y que marcaron prácticamente mi vida laboral, fue cuando comencé a trabajar como asistente de producción en un estudio de televisión, y en donde mi primer impulso para agarrar la cámara se presentó naturalmente. El camarógrafo en curso me respondió con una tierna sonrisa y muy amable diciendo: “Tu no puedes ser camarógrafa, porque eres mujer. Este es un trabajo para hombres”, así me resigné a ser asistente y luego coordinadora de producción para llegar a ser realizadora y productora audiovisual… finalmente y después de muchos años de trabajo, ahora yo fotografío, dirijo y produzco mis propios proyectos. A la distancia, como mujer, tuve que forjar en muchas otras áreas para llegar a donde realmente quise siempre, una cámara.

Estoy en la lucha feminista naturalmente, no por imposición de ideologías radicales, sino por conveniencia individual y acompañando a las mujeres que me rodean. La marcha M8 del año pasado (2020), me invitó a realizar mi propio inventario de trabajo en apoyo a la igualdad. De ahí una sesión de fotos, un catálogo y el documental “Somos Todas”, que espero terminar este año.

Uno es lo que es y hace lo que puede y quiere hacer. De ahí mi inquietud con las imágenes.

Leave a reply

Your email address will not be published.